La caminata:  sugerencias importantes.

 

 

Actividad Física, Deporte y Salud

“La Caminata Sugerencias Importantes”

 

Antes de comenzar es muy importante planificar toda la rutina con el Profesor a cargo. Asegúrese de apartar el tiempo necesario para la actividad. No lo deje a la casualidad, o sólo cuando pueda y tenga tiempo. Hágalo como una actividad más, y relevante del día es por su Salud.

Esto reforzará su voluntad. Recuerde que el caminar debe tornarse no en una obligación sino en un placer activo.

Es imperioso destacar la vestimenta deportiva como sugerencia en forma adecuada y de acuerdo con los cambios climatológicos. Por eso es mejor estar sobreprotegido que lamentarse por la falta del mismo. Sus zapatillas deben ser flexibles, amortiguables y que ajusten cómodamente. Las mismos deberían ser flexibles, como mencionamos anteriormente, en su porción anterior, pero con la suela del talón firme y con un buen arco de soporte; y por lo menos de 1/4 a 1/2 pulgadas de espacio entre su dedos y el final del calzado. Cómprelas por la tarde y asegúrese de medirlo con las medias de algodón que piensa usar para caminar. Tenga en cuenta además, que su calzado esté bien acolchonado, de manera que pueda ayudar a absorbe el impacto de su pie con el suelo.

 

Modelo de Zapatilla para Caminatas

 

Continuando, con sugerencias, también es importante que: El caminar debiera ser el tiempo para respirar, para meditar y/o de mejorar su comunicación con Dios y su Profesor. Siéntase parte de su ambiente. El caminar es un tónico para su mente como para su cuerpo. (Kill. S. 1995) Esto impartirá vigor a sus fuerzas, robustecerá sus fuentes de energía y promoverá un estado emocional más vibrante. Usted le debe esto a su mente y a sus emociones. Notará que en la mayor parte del tiempo el mero hecho de caminar (el movimiento en si) le ayudara a tornar sus momentos bajos en momentos relajantes. Realmente el caminar sirve como una válvula de escape para el estrés.

 

Comience gradualmente, en especial si su Profesor le sugiere camine unos 30 minutos dos a tres veces por semana. Aumente su distancia gradualmente cada semana. Comience a un ritmo que le sea cómodo. Aumente su velocidad lentamente. Haga ejercicios de flexibilidad. 5 minutos antes y después de su caminata. Respire profundo cada 10-15 pasos. No abuse del ejercicio intenso, durante mucho tiempo, sin períodos de descanso. Si nota que se le acorta la respiración o le es difícil hablar o se siente mareado o con dolor, pare y descanse.

 

Seguridad

 

De acuerdo, a diversos estudios realizados en nuestro continente en relación a la Actividad Física y la Salud, en especial al área de la Caminata, dicen los expertos que nada estimula más que una caminata, pero tenga en cuenta siempre que si Usted se está recuperando de una enfermedad o posee problemas cardíacos, diabetes, hipertensión arterial o cualquier enfermedad crónica o debilitante, consulte con su médico. Y Siempre esta información la debe tener también su Profesor. Este innovador artículo no debiera sustituir el consejo de su médico.

 

Ante una patología, como la patología a nivel muscular Consultar con Profesionales de la Salud

 

 Citas Bibliográficas: 

*Meinel, K. “Teoría del Movimiento”. Reedición Caminar & Salud. Editorial Stadium. 2009. 

*Farinola. M “Acondicionamiento Físico”. Caminar para la  Salud. Universidad de Flores. Facultad de Actividad Física y Deporte. Carrera Licenciatura en Actividad Física y Deporte. 2011.

 

 Prof. Casiano Carballo.